Dacia como marca low cost

Ser low cost supone ofrecer la esencia del producto, a un precio inferior al de los competidores, que es posible tras la eliminación de elementos no valorados por el cliente. En el caso Dacia, un factor fundamental para llegar a precios tan atractivos, ha sido el replanteamiento total de los procesos “clásicos” de concepción, industrialización y comercialización del Grupo Renault.

Para ello, hemos trabajado en los siguientes aspectos:

1.- Simulación digital en la concepción del producto, de los útiles y de los procesos de fabricación.

2.-"Design to cost": Mayor importancia del valor para el cliente en todas las decisiones técnicas y conceptuales. Concebir las piezas sin perder de vista su impacto en los costes...

3.-“Carry over”: Conseguir la mayor rentabilidad en el diseño de un vehículo, utilizando soluciones ya probadas en cuanto a su fiabilidad y su durabilidad. Reutilización de soluciones técnicas de un proyecto en otro. Ej: Utilización de la Plataforma B de la Alianza Renault Nissan, del tren delantero derivado del que incorporan los Renault Clio, del sistema de ABS Bosch 8.0 de última generación igual que el que incorporan los Renault Mégane…etc.

4.- Desarrollo de un parque proveedores en las proximidades del complejo industrial, para de reducir costes de producción y de transporte.

5.- Una industrialización conforme al Sistema de Producción Renault pero altamente intensiva en mano de obra. Ej: Costes salariales de Rumania son 8 veces menos que Europa Occidental. Al margen de los productos, la Marca Dacia ambiciona posicionarse como la Marca asequible sin sorpresas desagradables.